domingo, 18 de noviembre de 2007

OTRA

Va a mirarme otra que no soy yo
En este espejo
Dentro de menos de lo que espero
Y solo le pido
Que considere
Esas peticiones
Que le hice al destino
Cuando ni tenía equilibrio
Ni fe
Ni ganas de dar explicaciones

A quienes cuestionaban mis faltas.

6 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

éste tan breve, REM tan extenso, y no sé con cuál quedarme.

vete haciéndole un hueco al nobel de literatura en tu casa.

olvida lo del decálogo, porque yo no puedo pedirte nada más; en todo caso, haz tu decálogo, que si me ha dado por proponértelo, será porque sé que podría hacerlo mejor.

no sé si me explico... ay.

artista.

es mi amigaaa, eeeeh!!

clara es mi amigaaaa!!

:)

Javier Torres dijo...

¿Permites otras miradas? ¿Claras?

Anita: ¿esa aseveración manifiesta propiedad, o el deseo de compartir? ¡Eh!

Besicos ;)

Fernando Sarría dijo...

no hay amistad tan contundente que no tenga la chispa del amor...besos

Eryx Bronte dijo...

El destino debe ser amigo del tiempo y está lloviendo. Besos clarividentes.

Elros dijo...

Un poema precioso y entrañable... seguro que como tu reflejo interior y exterior en el espejo.

Besos consideradores!

SONIA FIDES dijo...

Clara, Clara, no dejes nunca que los calendarios y los espejos hagan negocios con lo que va quedando de ti.

Un abrazo súper.