jueves, 15 de noviembre de 2007

TERAPIAS

Terapia 1

Cortar pedacitos cortar pedacitos
cortar pedacitos de papel
como si estuvieses loco
como si hubiera un ordenen las cosas rotas
en los pedacitos de papel cuadrados sobre la mesa
abrir la ventana
o soplar muy fuerte
para poder cortar más pedacitos
otros pedacitos casi igual parecidos
con distintos mensajes
con consonantes rotastrocitos de papel
cuadraditos de vida
pedacitos en fila india
como palabras a un analfabeto

Juan Pardo Vidal


Terapia 2

Para no sucumbir
ante la tentanción
del precipio
el mejor tratamiento
es el fornicio

Mario Benedetti


Terapia 3

Cámbiele la acentuación a sus días
Desparrame por los regazos
la palabra que le anda extirpando
el formulismo
Que los nidales fueron mil veces
arrastrados por el mar
pero salió la gaviota
La tortuga se tragó los siglos
y los otoños descorrieron las cortinas
El freno metálico no llegó jamás
a lacerar las crines;
éstas se zambullen al viento,
crecen libres, despeinadas…
No olvide nunca escarbar en sus bolsillos
los valses y manzanas de aquel día
en que remecía sus tedios la sonrisa
Rescate de su cofre las viejas cartas rosas,
la madre de la culebra desecada,
el silabario subrayado en rojo,
la apolillada red, las mariposas
Tan extendido como archipiélago,
trotamundos como las cigarras
que cantaron lo mismo en su patio,
los bosques de Palermo
o algún cementerio
Majadero como trompo entre monedas
Apretado en el trasfondo de su timidez precoz
Tiritando escarchas matinales de liceo…
¡Pase y destemple los flecos
de su insomnio!
Que esta terapia es por pilas,
en lotes como verduras,
olorosos callejones para responder
a los requiebros propios…
Pase a pie pelado por el recuerdo
para palpar la espina, dolerla,
arrancarla después entera…
¡Es la farándula heroica
de otros que por lo mismo
vinieron
y seguirán haciéndolo!


Hernán Narbona

2 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

locaaaa! que tú no necesitas ninguna terapiaaa!!!

:)

dígame usted si le apetece venirse a ángel guinda por la tarde o al tiger por la noche o a qué.

muuuak.

Eryx Bronte dijo...

Benedetti es un buen fundamento para no sentir el vértigo de la soledad ni el de los puentes colgantes. Besos esclarecidos.