domingo, 9 de noviembre de 2008

PROBATINA 1

CRONOS (última carta de amor del suicida necesario)




Tanto como me gustaba bromear con mi muerte prematura,
con suicidios necesarios.
Tanto como escribí sobre mi cese en technicolor
y con diferentes bandas sonoras.
Al final resulta que sí me muero enseguida.


Y no es que adore a Hades,
y no es que no añore la vejez que no viviré,
pero he acabado por verle la utilidad
a la muerte aventajada.


Y me he convencido:

¿qué será de mí si no me muero pronto?


Guantes negros de un asaltante arañándome la mirada
serán estas ojeras.

Astillero o contrabajo,
sin pose de caballo acuático
será esta columna.


Destierro de Klimt y del amanecer
serán estas mejillas.

Plantación huraña de algodón será esta cabellera.

Y

miscelánea aprendida en las escuelas

el devaneo que me lleve a los lugares comunes.



Me va a estallar Cronos en la Vejiga si no me muero pronto.
y en la vejiga guardo los restos de mis mejores momentos contigo.
Y si se esparcen las noches por el asfalto, cualquiera que no seamos
tú o yo se podría sumergir en charcos plateados.
Y de los charcos plateados solo son meritorios los que bebieron bien.



Pero para no vivir hay que morir.


Y no es tan sencillo el verbo.

El verbo es quien hizo al mundo,
y el verbo es quientraspasa a la otra sala
humedades, chasquidos,
y pupilas cansadas de escocer.



No me queda otra,

entonces,

que desandar los nudos,
deshacer salivas
y tragarme entero
el temor de la Humanidad
en este segundo de decisión:



Morir; ¿y qué?


Si los muertos saben de golpe todos los secretos...
Definitivo número circense. Seré faquir boreal: quiero un sable de luz por dentro.
No camino de tierra. Camino de alientos violetas y dulzones. El último suspiro de los vivos convertidos.
Mejor observarte por siempre en la sombra que buscarte a tientas en una luz que ciega.




Soñaré en la noche de mi muerte
que mi madre me hace la última colada
y mete una pistola en mi maleta.
Y me oirás reirme con ganas,
cómplice del deicidio.


Tú, firma de ateo,
metafísico invertido,
nihilista de pro,
concedeme el último chantaje emocional:

¿me querrías mas si matara a Dios?

3 comentarios:

Mike D dijo...

progresa adecuadamente

Dani dijo...

Todavía lagrimones. Besico

Miguel Ángel Y. dijo...

...Más besicos...Sigue, sigue