sábado, 29 de noviembre de 2008

Charcutería







1


...y me dio tanto asco la carne mojada
que vomité el alma.
Y así me deshice de todos
los recuerdos
pendientes de pesar.



2



- Me ponga cuarto y mitad, señor.
- Cuarto y mitad, ¿de qué?
- De bolero.

6 comentarios:

entrenomadas dijo...

Tremendo, Clara, tremendo y atrevido.
Felicidades!!!

M

Christian Supiot dijo...

Hace tiempo un hombre pidio en internet que lo comieran... Y otro hombre se ofreció...

Y no es ficción.

Anónimo dijo...

aparte de guapa y simpática, escribes estas cosas, ¿eh?

un beso


J.

Miguel Ángel Y. dijo...

Bueno...muy bueno.Tanto en tan pocas palabras...poesía pura. Besicos.

Ana Muñoz dijo...

Mira por dónde que a pesar de ser domingo yo también he ido hoy al súper.

Vaya par de malas pécoras que estamos hechas, y afortunadas (por el plural, ya sabes).

La chica que estuvo en el concierto me ha contado que hay trols buenos, pero que a ella le da igual porque ha puesto los ojos tan alto en el cielo que se ha ido a fijar en un astronauta.

Que gracias.

azzunena dijo...

Camarero, un café bien saladito, que tengo mucha alma que vomitar!