jueves, 13 de noviembre de 2008

Y si tiene dinero, y es bien educado...

Balada del no y del sí



Pensaba, una vez, cuando era inocente
- y lo he sido lo mismo que tú-:
acaso un hombre me venga a buscar.
¡Cuidado con perder el juicio entonces!
Y si tiene dinero,
y es bien educado,
y a diario lleva camisa limpia,
si sabe a una señora tratar,
le dire entonces: No.
Con la cabeza alta
y sentido común.
Brillará la luna en la noche,
zarpará la barca de la orilla,sí,
pero no hay que dejarle pasar de la raya.
Una no puede dejarse llevar,
hay que ser frías, hay que ser duras de corazón.
¡Cuántas cosas podrían pasar!
Pero sólo se puede decir No.


El primero que vino fue un hombre de Kent
y era un hombre como debe ser.
El segundo tenía en el puerto tres barcos,
y estaba el tercero loco por mí.
Y como tenían dinero
y eran bien educados,
como llevaban a diario camisa limpia,
y sabían a una señora tratar,
les dije a los tres que No.
Con la cabeza alta y sentido común.
Y la luna en la noche brilló,
se alejó la barca de la orilla, sí,
pero no les dejé pasar de la raya.
Una no puede dejarse llevar,
hay que ser frías, hay que ser duras de corazón.
¡Cuántas cosas podrían pasar!
Pero sólo se puede decir No.


Mas un día, un hermoso día azul,
vino uno que no me rogó.
Colgó su sombrero en el clavo de mi habitación
y ya no supe lo que hacía.
Y como no tenía dinero,
ni era bien educado,
y no llevaba camisa limpia ni el domingo,
ni sabía a una señora tratar,
a él no le dije No.
No tuve la cabeza alta
ni sentido común.
Ah, brilló la luna en la noche,
y la barca atada a la orilla quedó,
pero fue inevitable pasar de la raya.
Sí, hay que dejarse llevar simplemente,
no hay que ser frías, no hay que ser duras de corazón.
¡Tantas cosas tenían que pasar!
No se podía ya decir No.




Bertolt Brecht, "Canción de Polly Peachum", de La ópera de cuatro cuartos.

3 comentarios:

Rr dijo...

..qué bueno Bertolt Brecht. Hasta en su época holywoodiense.

http://www.goear.com/listenwin.php?v=7945ff6

Salutem ;)

rosa pocha dijo...

Uy, me quedo más tranquila: pensaba que me estaba agilipollando con la edad, pero ahora veo que hay "locuras" universales.
Qué suerte perder de vez en cuando la cordura...

Albaka dijo...

Me he quedado..

Besitos!!

Muak