sábado, 10 de enero de 2009

Qué mal...Muy mal...





No me parezco en nada a la Rosenvinge para mi desgracia, pero lo mío con este hombre es amor, de eso no hay duda.
Llevo todo el día escupiéndole a la gente: Qué mal...Muy mal...Fatal...

3 comentarios:

bydiox dijo...

Lo has hecho fatal...

Ana Muñoz dijo...

Ni falta que te hace.

Ana Muñoz dijo...

Y no, no me gustan, ninguno, pero hay algo que podemos negociar, ñak, ñak, ñak.