sábado, 7 de febrero de 2009

La ensaimada feroz

Las tres actrices porno,
en su afán,
parecen una trenza de hojaldre.
No me excitan el origen,
me excitan el estómago.
Y nada más podrían excitarme.
Lo que nunca he soportado
del teatro,
es que los malos actores
no sepan comer verazmente
en las escenas de mesa.

3 comentarios:

inzivilizado dijo...

Seguro que al menos los diálogos merecieron la pena

Nerea Ferrez dijo...

hola clara, ¿qué vas a hacer al final? ¿vas a poder venir? besos

kokichuelo dijo...

En esa escena había más plástico que carne.