viernes, 22 de mayo de 2009

¿Quién lee este blog?

¿Por qué una persona como yo, tan alejada del ritmo cotidiano mantiene una bitácora?

No sé que es lo que me lleva a ser disciplinada con mis publicaciones.
Y es que últimamente intento actualizar con una frecuencia y unos contenidos más o menos aceptables venciendo a la pereza mortal, como si tuviera una obligación para con alguien.

¡Pero si yo no tengo lectores!

No soy agitadora social y está aún por ver si sé escribir o si tengo algún tipo de arte para algo en concreto.

Tampoco soy de la opinión de hacer un diario personal para que lo lea todo aquel que pasee por las redes, incluidos los que lleguen buscando "Cachorrita Clara Zaragoza".

Me parecen un poco cutres esos blogs en los que los autores cuentan su día a día tal cual, como si anotaran mentalmente durante el día todos sus movimientos para luego colgarlos aquí.

A nadie le puede interesar que hoy lleve todo el día mareada y jodida con la alergia, que esté leyendo un libro sobre la aplicación de la expresión artística en la psicología y "El asombroso viaje de Pomponio Flato", que ahora me haya dado por Raimon y que hoy he soñado que tenía un hijo con el hombre equivocado.

(Así contado todo junto a lo mejor suena un poco trepidante, pero os aseguro que no lo es en absoluto. Probad vosotros, ya veréis como me superáis enseguida).

Claro que me suceden historias graciosas, emocionantes, raras, claro que se me pasan por la cabeza mil pensamientos sobre mil cosas.

Pero estoy volviendo al modo escritora del aire o escritora en según que óleos. Y el óleo virtual ahora mismo no me motiva nada.

A lo mejor es que publicar cualquier cosa de mi vida privada aunque no sea excesivamente privada ya es un acto de transparencia en sí y cada vez me cuesta más. ¿Será la edad?

Por supuesto que me gusta leer muchos de los blogs que tengo enlazados. Por supuesto que le tengo cariño a algunos miembros de la comunidad bloggera. Por supuesto que soy consciente de la utilidad del mismo, del rápido intercambio de información que supone.

Pero es que no sé como voy a encontrar la manera de seguir con este blog y no hacerlo por obligación.

He pensado en darle fin, porque tampoco recuerdo por qué lo abrí, creo que me aburría mucho por aquel entonces.

Me da pena y quizás siga como hasta ahora colgando poemas, textos y vídeos que me gustan, pero la verdad es que hoy por hoy no me apetece reflexionar demasiado sobre ellos.
Mis opiniones ya sólo las vierto en tertulias con cañas.

Quizás debería inventarme algo, crear una página distina, hablar de toros! Quizás dentro de unas semanas comente en vuestros blogs con una nueva identidad...

En fin, reflexionaré sobre el cierre de esta página durante el fin de semana y el lunes ya os contaré.

Larga vida a VUESTROS blogs.

12 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

Yo lo leo.

;-)

Salu2 córneos.

Pd: Creo que todo bloguero que se precie a reflexionado sobre dejarlo, dejar el blog, of course.

Yo lo he hecho varias veces pero, no se, deber ser adictivo. Y me atrevo con un consejo que en parte tu has verbalizado: Las reflexiones para las barras con caña y una vez al semestre aquí, el resto de las cosas: Poemas, dimes, diretes, el asesinato del hombre equivocado y todo lo demás, aquí, tres vece por semana como mínimo, si quieres te envío la receta.
:-)

Y una petición: Me gustaría que el próximo post fuera tarurino, me muero por leerlo.

Anónimo dijo...

Yo tambien lo leo.

Pero entiendo que la obligación...el hastío...

Javi

bydiox dijo...

Otro que sigue el blog :P


Ahora mismo actualizo muy poco mi blog personal, es cierto que tengo que administrar otro par de blogs más (además de otras actividades internetiles) pero no sé, el blog es un espacio tuyo donde puedes colgar lo que quieras y que nadie te va a censurar. Sí, puedes hacerlo en una libreta o en un documento de word o contárselo a tus amigos en el bar. Pero el blog sirve para otras cosas, para reflexionar sobre lo que lees / ves / escuchas / sientes.

No dejes el blog, tal vez deberías plantearlo con oro enfoque, quizás más alejado de la literatura y de la creación y hablar de cosas que a ti te parezcan interesantes (no, no tienes que contar tu vida... si no quieres, claro).


:)

inzivilizado dijo...

Qué poca confianza tienes chica...
claro que te leen, y muchos más de los que tú te crees!

Jol dijo...

Está mal. No serás El País pero eres una mujer, quién sabe si con menos 'tirajes'. Si te plazca, también puedes comunicarte, hacer la idea de que hay cañas por acá, expresarte de la manera que se te antoje.

La clave eres en este blog con un montón de barritas y letras alternadas en una sucesión fibonacci.

Si hay duda con valores numéricos, véase el hébreo.

rosa pocha dijo...

que no tienes lectores??!!

anda, anda, anda...

Anónimo dijo...

anda anda
o.

popker dijo...

Es lunes...ay que angustia!

Dani dijo...

No cierres, Clara.

(un lector fiel)

Anónimo dijo...

niña,lee mi blog!
Besos desde la capital del reino!

39escalones dijo...

Prohibido cerrar.
Saludos.

SONIA FIDES dijo...

Yo también soy de ese club tuyo en el que le das tan bien de comer a la penumbra. Es decir que te leo, bueno a ti no que no eres un libro ni una palabra. Leo lo que pones y expones.Además si no cierro yo Mademoiselle que es birria blog no vas a cerrar tú que lo haces divinamente.

Un abrazo súper.