miércoles, 12 de marzo de 2008

La Chelito




Consuelo Portela, "La Chelito", nació en Cuba en 1885.

Como se ve en la foto tenía cara de buena, pero según las crónicas de la época cantaba y contaba unas enormidades bárbaras.

Dicen que hubo una primera Chelito delgada y con cintura de avispa, que después se "ajamonó", pero su rostro siguió conservando una gracia y una majeza siempre presentes.

Sus kilos, nunca excesivos, al ritmo endiablado de la rumba (ella introdujo este genero dentro del mundo del cuplé) eran la perdición de los hombres.

Se retiró en 1928, siendo empresaria de el mítico "Eldorado" (que más tarde sería el teatro Muñoz Seca). Sus más famosos cuplés fueron "La noche de novios" y "Las pantorrillas".

Fue la primera artista que se pasó al mundo de la empresa, inaugurando así una tradición que sería más tarde practicada por muchas otras.

Aquellos cuplés que cantaba la dulce y picarona Chelito en aquellos locales de variedades eran muy atrevidos para la moral de la época, calificados como sicalípticos es decir la "pornografía" del momento.

He aquí un ejemplo de uno de estos cuplés:

Un paseo en auto

"Tanto sufría yo
al mirar que el ahogo
no lograba que aquello marchara,
que por fin me arriesgué
y al muchacho ayudé
para que su motor funcionara."






Y aquí la crónica de 1911 que narra el éxito arrollador de Consuelo Portela en su debut en el Trianon Palace.
En esta actuación dio a conocer un repertorio nuevo, del mayor gusto, alternando con canciones de la zarzuelas más populares.
Su debut, verificado el martes último, fue un acontecimiento. El público hizo a la cupletista un recibimiento entusiasta, colmándola de aplausos:


"Anoche debutó en el Trianon Palace la graciosa Chelito, que tanto ha hecho gemir a las personas, no solo por su figura sugestiva, sino por las exageraciones dedicadas a su género alegre. La Chelito ha recorrido España; estuvo en América y en todas partes, como don Juan Tenorio, dejó memoria de su paso, aunque menos amarga que la del burlador sevillano; también se parece al héroe de Zorrilla en que el ruido va con ella como si este fuera el complemento de su trabajo. ¿Quién no recuerda todas las travesuras que la crónica escandalosa puso en la cuenta de esta artista? Anoche se presentó en el Trianon Palace, siendo acogida con entusiasmo por su público. Pero, no satisfechos con los aplausos que le acababan de tributar, aguardaron su salida varios entusiastas y admiradores de la desenvuelta cupletista, prácticos, sin duda, en saber de pavés a los novilleros afortunados, y la colocaron sobre sus hombros, paseándola triunfalmente desde el teatro al Ideal Room. No se sabe que la autoridad se considerase en el caso de intervenir para impedir un espectáculo que no estaba anunciado en los carteles."





Foto: La sala del Trianon-Palace, nuevo salón de espectáculos en la calle de Alcalá.

1 comentario:

Ana Muñoz dijo...

ji, qué cañona eres, clara.

ya he ido, sabes? mañana o el sábater te cuento.

muak!