lunes, 2 de junio de 2008

Trueno

"¡El mundo vibrará como una inmensa lira
en el estremecimiento de un inmenso beso!"

Rimbaud, "Sol y carne"



"Toda la vida rabioso por existir
hasta convertirme en un puzzle de silencios"


Puritani, "D.N.I DE DIFUNTOS"



Ahora que oigo el trueno tan cerca de mi
me ha dado por pensar
y casi tengo la certeza
de que no podremos hacer nada si el mundo
(o lo que conocemos por mundo)
se acaba un día.
Supongo que todavía hay quien piensa ingenuamente
que cuando llegue ese momento
cientos de ejercitos voladores
coserán una capa de plexiglas a la tierra
a prueba de escupitajos divinos.
Sin embargo, si que me gustaría hacer una encuesta
a la futura población devastada
y saber
cuanta gente opina que nos esfumaremos en un parpadeo
y cuanta gente cree que moriremos de larga agonía.
Yo creo lo segundo, aunque le quito dramatismo:
creo que nos sentaremos y esperaremos a que caigan a copos
imágenes y sonidos del pasado en forma de esferas invisibles.
Entonces extenderé la mano para saber
como tenían la piel las ballenas que corrían por la tierra.
Y recordaré también mi habitación de la niñez,
cuando había una hora en la tarde
en la que oía a lo lejos campanas de resurrección
y sentía entonces lo contrario que he sentido ahora:
flotaba el olor a camino,
y en este trueno hay olor a nada.
Ya que vivimos en la era del cáncer,
es probable que el mundo se quiebre a días,
de a poco,
como infectado de miomas celestiales.
Y nuestras horas restantes serán la retina pigmentada
del gran ojo del universo.
Nos iremos convirtiendo lentamente en las sobras de lo que fuimos.
Y puede que mis últimos días sean mis días más felices
si el mundo en su desaparición a cachos
se lleva un trozo de mi sien.
O de mi alma.
Y así al menos no seré consciente de como el aire,
las capas de la realidad,
se convierten en un puzzle de silencios.
Y de como ya es demasiado tarde para casi todo.




















4 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

pozí, eres una mujer de negro, incluso sin uniforme.

besossssssss!!!

Anónimo dijo...

uff..

Fernando Sarría dijo...

no habrá rencor en el mundo que nos esperé ..ya seremos humo en el viento de una tarde cualquiera...besos dulces.,

Dani dijo...

Qué bueno, me ha gustado mucho, pequeña apocalíptica. Y estáis muy guapas en el cuadro. Un placer pasar por el cabaret, como siempre

besos