viernes, 19 de septiembre de 2008

A love of nose




Me enamoré de su nariz.

Yo iba en el bús

y él esperaba en la parada.

El resto de su cuerpo

lo ocultaba un panel en movimiento.

Tampoco necesité más

para soñarle varias noches.

(Érase una nariz superlasciva).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

q original eres.te llevo leyend un tiempo.
te gustan las narices?yo tengo 1 buena
1 beso guapa

Isabel Romana dijo...

Muy sugerente. Tras tus palabras, es fácil imaginarse esa nariz olisqueando aquí y allá... Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

La nariz es una extensión directa del alma :)

gracias por los comentarios.

clara

santipop dijo...

i love your nose!!!

te quiero

santipop