domingo, 7 de diciembre de 2008

Una de vampiros

... y es que mi afición por ellos no tiene casi nada que ver con Robert Pattinson:




3 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

El Conde Draco y su pasión desmedida por contar. Brillante.

Salu2 Córneos.

Ana Muñoz dijo...

jijiji

inzivilizado dijo...

Estos vampirillos de trapo quitan un poco de erotismo al aura que hay entorno a los demonios de colmillos largos que te muerden el cuello y te chupan.. la sangre!